Si su empresa no está preparada para el éxito es porque desde la cabeza así se ha decidido.

 

Ese es en sí el tema central del porqué unos llegan y otros se quedan en el camino, así que deje de culpar al mercado o a su gente. 

¡La falla o el éxito, siempre está en el Líder!

“El éxito siempre estará al alcance de su mano, pero será una decisión la que determine si usted va o no va tras él, si usted camina o corre para alcanzarlo” ¡Hágalo posible!.

¿Ha
 pensado
 seriamente
 en
 el
 porqué
 unas 
personas 
tienen 
más 
éxito 
que
 otras,
 porqué
 unas
 empresas
 hacen
 lo
 que
 las
 diferencian
 de
 los 
demás? 
La 
respuesta 
es
simple:
Porque 
llegar
 a
 tener
 éxito
 o
 no,
depende
 de
 nuestras 
elecciones, 
¡no 
hay
más!


Las
 posibilidades
 para
 alcanzar
 el
éxito 
son 
iguales 
para 
todos, pero
 en 
el 
camino
 para
 hacer
 esto
 posible
 cada
 uno
 de
 nosotros
 toma
 una
 serie
 de
decisiones
 que
 marcan
 la
 diferencia 
con 
los 
demás.

Alcanzar
 la
 cima 
es 
un 
proceso
 que
 requiere
 un
 alto
 nivel
 de
 compromiso 
de
 usted
 y
 de
 quienes
 caminan
 a
 su
 lado,
 si
 ésta
 variable
 no
 se
 da,
 los
 resultados
 son
 predecibles,
 ¡No
 llegará!

¡NO
 HAGA 
CASO 
DE
 LA
 REALIDAD!

El
 mapa
 mundial
 presenta
 una 
serie
 de
 variables
 que
 desalientan
 a 
cualquier
 analista,
 y
 los
 indicadores 
globales
 ponen
 de
 nervios
 a
 más
 de
 
uno.
 Ya
 es
 normal
 que
 en
 las
 pláticas
 de 
café 
se 
comente 
de 
los 
efectos 
de 
la
 Inestabilidad
 Económica
mundial, 
y
 la
 Globalización
 en
 todo
 el
 mundo. 
Éstas 
noticias
 ponen
 de
 pelos
 de
 punta
 a
 quienes
 así
 lo
 eligen
 y 
continuamente
 se
 toman
 decisiones
 que
 están
 más
orientadas
 a 
sobrevivir
 a
 través
 de
 un 
control
 estricto
 de 
todos
 los 
procesos, 
que
 a
desdoblar 
el
 potencial 
con
 el
 que 
contamos.

Ignorar
 la
 realidad
 supone 
adquirir 
la 
confianza
 suficiente 
para 
lanzarse 
sin 
temor
 a
 alcanzar
 lo
 que
 nos
 hemos
 propuesto, elimina
 de
 raíz
 nuestros 
miedos
 y
 nos
 permite
 concentrarnos
 únicamente 
en 
nuestro
 propósito.

Es
 así
 como 
podemos 
disponernos 
a
 darlo
 todo
 con
 entusiasmo
 y
 con 
verdadera
 pasión. 
En
 éste
 contexto
 la 
obligación
 que
 usted
 tiene
 como
 líder 
de
 otros
 es
 transferir
 la
 confianza 
necesaria
 para 
avanzar 
sin 
recato.

¡Aprenda
 a
 liberar
 el
 potencial
 de
 su
 gente
 a
 partir
 de
 que
 dejen
 de
 hacerse
 presa
 de
 las
 malas
 noticias, pues
 de
 lo
 contrario
 será
 la realidad
 misma
 un 
pretexto 
para
hacer 
las 
cosas 
con
 cautela
 y
 en
 consecuencia
 desalentarán
 el
 ritmo
 que
 requiere
 la
organización
 entera
 para
 enfrentar
 sus 
compromisos
 con
 sus
 clientes
 y
mercado.

¡Ponga
 la
 muestra
 y
 déjese
 de
 miedos
 que
 éstos
 no
 le
 llevarán
 a 
ningún
 lado!

Convierta
 su
 realidad
 en
 algo 
que
 le
 llene 
de
 orgullo 
junto
 a
 su 
gente.

Si
 pretende
 alcanzar
 el
 máximo
 de
 resultados
 en
 su 
empresa,
 necesita
 ATREVERSE
 a
 cambiar
 de
 una
 vez
 por 
todas,
 es
 importante
 estar
 convencido
 que
 lo
 único
 que
puede
 llevarnos
 a
 alcanzar
 un
 alto
 nivel
 de
 desempeño
 es
 nuestro 
liderazgo, 
no 
hay
otra 
manera. 
Aquí 
le
 doy 
algunos
 tips
 para
 que
 pueda
 alcanzar
 la
 cima
 tanto
 en
 el
 terreno 
personal
 como
 profesional:

1. Considere
 que
 el
 éxito
 no
 es
 para
 todos: Ciertamente
 está 
al
 alcance
 de
 todos
pero
 solamente
 lo
 tendrán
 quienes
 lo
 buscan. 
Desde
 ese
 punto
 de
 vista,
 si 
usted
 no
está 
consciente
 de 
que 
requiere 
mantenerse 
en
 continuo
 aprendizaje
 y
 movimiento,
no 
lo 
logrará.

2. Visualice
 la 
cumbre 
que 
requiere 
alcanzar: 
Mientras 
mantenga
 su
 enfoque
 en
 alcanzar
 el
 máximo
 nivel
 de
 resultados 
seguro
 tendrá
 más 
posibilidades
 de
 llegar.
Hay
 una
 gran
 diferencia
 entre
 creer
 en
 algo
 y
 tener
 una 
redacción 
de
 tu 
visión
 y 
creer
 que 
crees 
en
 ella. 
Al 
final 
lo
 que
 cuenta 
son 
tus
 ACCIONES.

3. Visualiza
 el 
camino
 antes 
de
 recorrerlo:
 Una
 vez
 que 
trazamos
 nuestro
 enfoque,
 es
 necesario
 visualizar
 de 
cuantas
 maneras
 podemos
 llegar
 a
 donde
 nos
proponemos,
 ésto
 incluye 
análisis 
de 
situación,
 estudios
 de
 mercado,
 experiencias
 anteriores
 etc.
 El
 tema
 es
 tomar
 la
 mejor
 decisión
 para
 transitar
 el
 camino 
buscando
que
 ésta 
sea,
 la
 más
 rápida, 
la 
más 
segura,
 y
 la 
de 
mejores 
rendimientos

(Costo/Beneficio).

4. Trazada 
nuestra 
cumbre
 (Visión
 o 
Plan 
de
 Negocios): Planea
 como
 atacarás
 a
 ésta, de
 tal
 suerte
 que
 al
 final
 puedas
 tener
 éxito. 
Fija 
metas, 
métricos 
de
desempeño
 y
 alinea
 toda
 la
 organización
 o 
tus 
recursos 
con 
el 
propósito
 y
 visión
 que
 te
 hayas
 fijado
 y
 no
 permitas
 que
 ningún 
miembro 
de 
tu 
equipo 
se 
desvíe 
del 
mismo.

5. Arranca: 
De
 nada 
valen
 tus
 ideas
 ni
 el 
mejor
 pensamiento
 estratégico
 si
 al
 final
 no
 logras
 ponerte
 en
 acción.
 Haz que todos
 los
 miembros
 de 
tu 
equipo
 te
 sigan 
con
entusiasmo,
 pues 
esto les
 ayudará
 a
 mantenerse 
fuertes 
durante
 todo
 el
 trayecto.

6. Comienza 
en 
tu 
interior:
 Hay
 cosas
 que
 harías, 
cosas
 que
 quieres
 hacer
 y
 cosas
 que
 tienes
 que
 hacer. 
Concéntrate 
en 
éstas 
últimas 
solamente 
para 
que 
puedas llegar.
 Del
 tamaño
 de
 tus
 decisiones
 será
 el
 nivel
 de
 liderazgo 
que 
alcances
 en 
el
futuro.

7.No 
le 
temas
 al 
fracaso:
 Elimina 
tus 
temores
 y
 los 
de 
tu 
equipo,
 mantenerse 
en
riesgo 
significa
 que 
está vivos 
y
 siempre
 con
 posibilidades
 de
 mejorar. He 
aprendido
que 
las 
CRISIS 
siempre
 son
 superables.

8. Necesitas
 una
 estrategia
 de
 compromiso, no
 una 
para 
salir 
de 
los 
problemas:
 Es
mejor
 encender
 el
 fuego
 interno
 de
 nuestra
 gente
 para
 hacer
 la
 diferencia
 que presionarlos 
para
 limpiar
 el
 trabajo 
mal 
hecho.

9. Entrénate
 para
 subir 
y
 también
 para
 los
 tropiezos: Considera
 que 
el 
entrenamiento
 siempre 
será 
necesario 
para
 alcanzar 
la
mejora
 continua. 
Esto permite
 el
 cambio.

10.
 Saca
 partido
 de
 todo
 el
 Equipo
 de
 trabajo: No
 se 
llega
 si
 no
 se
 trabaja
 en
 equipo.
 Ésta
 condición
 es 
necesaria
 para 
alcanzar
 lo
 que 
pareciera 
inalcanzable. Avanza,
Avanza,
Avanza

“Las cumbres que uno alcanza en la vida, están determinadas por nuestra capacidad de liderazgo, ni más ni menos”. 

¡Déjese de miedos y tome el control de su vida de una vez por todas!.

“Si quiere alcanzar la cima, primero defínala y al hacerlo visualice cuantos caminos existen para llegar a ella” ¡Éste es el primer paso a la victoria!

Si lo que pretende para usted y su empresa es diferenciarse de sus competidores, aprenda y entienda que sólo podrá hacerlo a través de su gente”

¡Ellos son los que hacen la diferencia!

“Disfruta del paseo al subir tu cima”

Mantén
 un
 espíritu
 de
 ganador 
durante
 el
 trayecto.
 Como
 líder
 eres
 responsable
 de
 transferir
 confianza
 a
 todos
 los
 miembros
 de
 tu
 equipo
 durante
 todo
 el
 tiempo.
La
consistencia 
que
 tengas
 para
 mantener
 en
 alto
 la 
moral
 de
 tu
 gente,
 dará
 sentido
 y
propósito
 al
 viaje.
 Eres
 el
 responsable
 del 
buen 
ambiente
 todo
 el
 tiempo.

En
 muchas
 organizaciones
 se 
fracasa 
precisamente
 porque
 el
 trabajo
 que 
se 
realiza
pareciera
 una
 carga,
 pero
 lo
 que
 sucede
 realmente
 no
 es
 que
 el
 trabajo
 sea
 una
carga
 sino 
los 
líderes 
se 
convierten
 en
 una 
loza 
pesada
 para 
los 
demás.

Recuerde
 que
 no
 hay
 malos 
empleados, 
sino
 líderes
 débiles
 y
 es 
por
 ello
 que
 debemos
 entrenarnos 
para
 proveer
 las
 mejores
 condiciones 
durante
 el
 paseo 
que
hayamos
 decidido
 hacer
 en
 la
 búsqueda
 de
 nuestros 
resultados.

Es
 importante
 considerar
 también
 que
 el
 compromiso
 no
 se
 alcanza
 trabajando
 jornadas
 excesivas.
 Tal
 pareciera
 que 
veneramos
 el
 culto
 a 
las 
largas
 jornadas
 como
 parte
 de 
nuestra 
cultura.
 Yo
 estoy
 en
 desacuerdo
 con 
eso
 porque
 hemos
 convertido
 a
 las 
personas
 en
 adictos
 al
 trabajo
 en 
lugar
de
 convertirlas
 en
 adictos
 a
 los
 resultados.
 Es
 momento
 de
 considerar 
ésta
 situación
 para
 que
 podamos 
enfocar
 las
 acciones
 orientándolas 
exclusivamente
 al
 cumplimiento
 de
 los 
objetivos
 y
 no
 en
 mantener
 su
 presencia
 por
 largas
 horas
 en
 la
 empresa
 pretendiendo
 simular
 un
 alto
nivel de compromiso con la organización.
 Cambie
 entonces
 la 
cultura
 del
 esfuerzo
 por
 la
 cultura
 de
 los
 resultados,
 le
 irá
 mucho
 mejor
 seguramente.

Para
 concluir, si
 usted
 quiere 
alcanzar
 la
 cima, dispóngase
 hacerlo junto con su equipo y vaya reconociendo
 sus 
resultados 
durante
 el 
trayecto.
 Festeje
 en
 grande
 con
 ellos, 
véase
 generoso
 cuando
 se
 trate
 de
 motivar
 o 
incentivar 
un
 resultado. 
Déle
sentido 
al 
incentivo
 y
 haga
 que 
la
 gente 
se
 sienta
 orgulloso
 de
 pertenecer
 a
 su
equipo.

Lo
 bueno
 y
 lo
 malo
 que
 suceda
 durante
 el
 camino
 es
 un
 aprendizaje
 para
 toda
 la
 vida,
 así
 que
 no
 tenga
 miedo
 de
 tropezar
 y
 mucho
 menos
 le
 tenga
 miedo
 a
 SER
 y
 HACER
 cosas 
distintas
 a
 las
 que
 ha
 venido
 haciendo 
durante 
muchos 
años.

Tiene 
en 
sus 
manos 
la 
variable
 que 
puede 
hacer 
que 
su
 empresa
 o 
su 
vida, 
el
corazón
 de
 su
 gente.
 Prepárelos 
para 
desplegar
 todo
 su
 potencial
 y
 su
 liderazgo.
 No
 entre
 al
 futuro
 de 
espaldas, 
dele 
la
 cara
 que
 seguramente
 al
 final
 de
 la
 jornada
 usted
 habrá
 escalado
 su
 propia
 cumbre,
 y
 cuando 
llegue 
a 
ella,
 busque 
la
 siguiente.

Reflexiones finales:

“Es el líder y sólo él quien puede determinar el tamaño de la cumbre que desea alcanzar” Acostumbre a su gente a volar alto y prepárese para hacer el trayecto con ellos transformando su vida.

 Columnista

 

 

Jorge Arturo Arias Romero