¿Conoces el ciclo de crecimiento del bambú Japonés?

 

Es algo realmente sorprendente.

El bambú es la planta con el crecimiento más rápido que existe en todo el reino vegetal.
Hay quien dice que en la etapa de desarrollo, si te sientas pacientemente a observarlo, puedes verlo crecer. Ya que puede llegar a crecer hasta 1 metro al día.

Si siembras una semilla de este tipo de bambú en la tierra fértil de tu jardín, la riegas y la cuidas durante meses y meses… y en siete años de cuidados no consigues que brote ni un pequeño tallo. No desesperes…

Podría ser una decepción para ti… ¿Cómo es qué esa planta que crece tan rápido no crece en tu jardín?

En un primer momento puedes echar la culpa a la tierra, “quizás sea demasiado pobre”, aunque puedes darte cuenta que otros árboles viven en ella… así que no debe ser esa la razón.

Quizás sea el clima de tu país, ¿Quién sabe?. Quizás necesita otro ambiente para salir adelante… Sin embargo en Japón y en China hay regiones con temperaturas extremas en todos los sentidos. Esta planta aguanta el más caliente sol y el frío más extremo.
De hecho, este tipo de bambú, es famoso por su habilidad para sobrevivir en cualquier circunstancia.

Quizás puedes incluso pensar que el problema esté en ti, quizás tu no puedas conseguir que crezca el bambú.

El bambú es una planta muy peculiar. Durante sus siete primeros años (si, siete años) crece hacia abajo, expandiendo sus raíces hasta lo más profundo.

¿Para qué?. Se está preparando para después ser capaz de alcanzar el mayor de los desarrollos.

En un periodo de 6 semanas puede alcanzar una altura superior a los 30 metros.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después.

Ser el Número Uno no es fácil, hay que prepararse mucho para ello, y el bambú lo consigue gracias a siete años de profundizar sus raíces.

Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados. Hay que entender que el éxito es el resultado del crecimiento interno y que éste requiere su tiempo.