Si se tuviera que dar una definición de Familia Empresaria, emprendedora y creadoras de riqueza deberían ser las palabras más utilizadas.

Por otra parte, existen una serie de características comunes a todas las Familias Empresarias con independencia de su lugar de origen y son su fortaleza, determinación y su adaptabilidad a entornos complejos a partir de una capacidad de trabajo en el negocio difícilmente superable. Sin embargo, estamos convencidos de que uno de los puntos que éstas deben mejorar para garantizar su permanencia en los negocios es la planificación estratégica

Pero, ¿Qué es un Plan Estratégico? Es el marco que se define para el desarrollo de la empresa a medio y largo plazo, a partir de un análisis estructurado tanto de las variables externas, o de mercado, como de las internas, o de la organización – familia .

Una herramienta tan potente como la Planificación Estratégica ayuda a lasFamilias Empresarias en la definición de objetivos de negocio y en la asignación de recursos para que con su logro se establezcan las bases de la continuidad del negocio. Su proceso de elaboración tiene una serie de etapas ineludibles y que en nuestro criterio son las siguientes:

Establecimiento de los objetivos Estratégicos. ¿Dónde quiere la familia empresaria que esté el negocio en 3-5 años? Las repuestas se deben plasmar en términos de volumen de ventas, tipos de productos, mercados a los que se accede e inversiones necesarias y resultados previstos en márgenes y beneficios

  1. Análisis del entorno competitivo. Se deben identificar las fuerzas competitivas del mercado de actuación o de los que se pretendan abordar. Aquí las repuestas se deben orientar hacia los competidores, proveedores, clientes, barreras de entrada y de salida y posibilidades reales de crecimiento. ¿Es un mercado maduro o está en expansión?
  2. Análisis de la organización y de la familia. ¿Qué debo hacer dentro de la organización para alcanzar los objetivos estratégicos?. No solo se habla de recursos humanos o de gestión, sino de inversiones en sistemas de información, materiales de equipo, publicidad o estructura de canales comerciales. Por otra parte, la familia debe aportar las competencias necesarias para pilotar el proceso, por tanto, lo recursos que no se puedan cubrir internamente se deben obtener de fuera
  3. Crear un Cuadro de Mando. Cuyo principal objetivo es aportar visibilidad a la situación del negocio a través de indicadores claros y útiles a la hora de tomar decisiones adelantándose al mercado

La Planificación Estratégica es una herramienta de gestión básica que no está lo suficientemente extendida entre las Empresas Familiares de mediano o pequeño tamaño, pero su aplicación sistemática supone un avance vital que tienen una serie de consecuencias muy positivas a corto plazo, como son:

  1. Obliga a hacerse preguntas que de otra forma no se plantearían y que suponen un acercamiento a cuestiones concretas del negocio que ayudan a entenderlo mejor
  2. Define un escenario de actuación con todas las variables clave y un objetivo por el que todos trabajen día a día
  3. Pone por escrito los deseos de la familia y los medios o recursos que está dispuesta a utilizar para obtenerlos
  4. Transmite credibilidad al mercado, tanto a clientes como a proveedores, mejorando la percepción que éstos tienen tanto de la empresa como de la familia
  5. Se crea un flujo de información sobre las variables de negocio más importantes que permite tener en un plazo prudencial datos para la toma de decisiones, reduciendo el tiempo de respuesta ante situaciones conflictivas y mejorando la precisión de las decisiones que toman los propietarios y gestores

Lo más importante, si embargo, es la ventaja que aporta el Plan Estratégico en cuanto a que la familia empresaria sea pionera en su aplicación. Cuando la empresa y sus gestores se dotan de esta herramienta de gestión y a su alrededor no hay competidores que la apliquen, se colocan en vanguardia, ya que son capaces de entender las dinámicas del mercado y adelantarse a ellas sacando provecho de las mismas.

Por otra parte, un Plan Estratégico bien definido es la culminación de un proceso de compartición de información y conocimiento entre los responsables de la empresa familiar, que aumenta el sentimiento de pertenencia a un proyecto común al que todos han aportado su parte y cuyo éxito es el de todos. Esta fuerza es tan importante que se puede convertir en un elemento vital para superar a la competencia, siendo, por tanto, la planificación estratégica uno de los métodos más utilizados para asegurar la supervivencia e incluso los tránsitos generacionales de la Empresa familiar

Finalmente, el Plan Estratégico actúa como ariete dentro del entramado familia – empresa abriendo las puertas a técnicas de gestión más complejas y exigentes con el nivel de competencia de los gestores, ya sean estos miembros de la familia o profesionales externos, que deben sacar partido a las grandes posibilidades de las tecnologías de información .

En definitiva, realizar una Planificación Estratégica tiene importantes ventajas para las Familias Empresarias a la hora de potenciar su capacidad para competir en entornos complejos. En muchos casos, es necesario un apoyo externo para desarrollar sistemática y aprovechar la experiencia y los valores existentes, pero sin alguno de los desequilibrios que suelen incorporar los aspectos empresariales que afectan a la Familia Empresaria.

Autor: Jesús García García