Ecellentia llegó a nuestra empresa en un momento justo. Hasta fines de 2013 la manejábamos en base a «esfuerzos sobre humanos» y a «luchas internas de poder», pero era evidente que nuestro crecimiento sostenido decrecería debido a nuestra falta de orden, procedimientos, estructura, y a la definición de un marco estratégico.

Excellentia trabajó con nosotros para que tuviéramos todo eso y muchísimo más. En lo personal, me permitieron bajar mi carga horaria de trabajo y volver a disfrutar.

Sebastián Murillo
Director Comercial de Grupo IDM