El líder que día a día lleva adelante su emprendimiento basado en la pasión puede perder de vista que la única forma de hacer las cosas

 

no es la suya. Quizás otras Visiones y otras formas de gestionar son posibles y enriquecen la suya propia. Ampliar la visión es el primer paso. El segundo es Delegar.

¿QUE ES DELEGAR ?

Delegar es dejar en colaboradores la responsabilidad de desarrollar acciones y tareas que en caso contrario desarrollaría el líder.

¿CUAL ES LA FORMA ADECUADA DE DELEGAR ?

Para que esta acción sea eficaz, o sea para que genere los resultados que de ella esperamos y necesitamos como líderes de nuestro emprendimiento, es indispensable traspasar:

  • RESPONSABILIDAD (que quien tome la misión de desarrollar la/s acción/es a su cargo lo haga con verdadero compromiso)

  • AUTORIDAD (que quien tome dicha responsabilidad a cargo también tenga el suficiente poder que le permita tomar decisiones necesarias para lograr su objetivo)

¿CUAL ES EL PROCEDIMIENTO ADECUADO ?

Para que esta acción tenga sentido y llegue a buen puerto, sugiero desarrollar los pasos siguientes:

  1. El líder define claramente qué quiere delegar, por qué y para qué;

  2. El líder define quien/es será/n responsable/s de tomar a cargo la acción delegada;

  3. El líder y el delegado se reúnen. El líder transmite a los demás claramente cual es la tarea a cumplir, qué se espera de la misión a cumplir, en qué tiempo se debería realizar, con qué medios cuenta, y qué forma será apoyado por el resto del equipo y el líder;

  4. Periódicamente, el líder debe juntarse con el delegado y evaluar juntos la marcha del proceso;

  5. Al terminar el proceso, el líder debe constatar que el objetivo se haya logrado;

  6. Más allá del resultado ambos deberían analizar como se desarrolló el proceso;

  7. Por otro lado es recomendable explicar al resto del equipo como se desarrolló el proceso y generar un proceso de aprendizaje de utilidad para todos.

  8. El delegado puede ser tutor a partir de ahora para otros delegados, transmitiendo experiencia obtenida.

¿CUAL ES LA UTILIDAD DE DELEGAR?

Delegar permite al líder concentrarse en desarrollar su mirada estratégica respecto del emprendedor, definir el rumbo y el camino adecuado para alcanzarlo.

Pero además permite que otras personas aporten miradas distintas y formas de solucionar también distintas. El valor diversidad es el que aporta diferencial en estas circunstancias.

 

Y además permite al resto del equipo entender que es posible desarrollar capacidades que de otra forma no podrían salir al ruedo.

¿TODO SE PUEDE DELEGAR?

De hecho sí, todo se puede delegar pero no es conveniente. En los procesos de delegación de tareas, es conveniente que la Organización transite por dos etapas: las tares cuya resolución no impacta decisivamente en el destino del emprendimiento (nivel operativo) y que en caso de una mala resolución no ponga en peligro la vida del emprendimiento. Y la segunda etapa se enfoca a tareas que tienen mayor contenido de decisión (decisiones de dificultad intermedia).

 

Las tareas de nivel estratégico, cuyas consecuencias impactan sobre la existencia del emprendimiento deber ser realizadas por aquellos que están, sin duda alguna, capacitados técnica y emocionalmente para desarrollarlas y garantizar un alto nivel de probabilidad de éxito.

VALOR AGREGADO DE DELEGAR

Pero además, delegar tiene un agregado de valor de peso: le transmite al resto de la organización (propia o tercerizada) la confianza que el líder tiene en todos ellos y también en sí mismo.

En efecto, todo líder que delega demuestra seguridad, convicción y valentía para tolerar el error posible. Esta actitud del líder lo jerarquiza frente a su equipo y frente a sí mismo.

Autor: Lic.. Jorge González