1- Asegura tener una buena conexión a internet y la batería cargada.

2- Prueba la herramienta previamente.

3- Revisa el sonido y la cámara. Verifica que no se escuchen ruidos y asegura tener un espacio profesional de fondo, para que no sea una distracción.

4- Silencia el celular y evita distracciones. Avisa a tu familia que estarás en una reunión para darte privacidad.

5- Ten un plan B. Siempre ten alternativas para poder llevar a cabo la reunión si la herramienta falla.